Elimina Auditorias Externas en Desembarque por viaje de Pesca

Por: Ricardo Martínez M.
Hasta el año 2013, los desembarques industriales eran declarados al momento de la recalada y eran certificados por entidades colaboradoras de la Sernapesca, como World Survey Services S.A. o Alex Stewart Intercorp Chile y Cia. Ltda.; previo al 2013, eran realizadas íntegramente por Sernapesca, que concurría a los puntos de descarga para el control de los desembarques.

Esta certificación de desembarque estaba solo remitida a la pesca industrial, pues la pesca artesanal debía solo realizar verificación documental, con inspecciones excepcionales. A partir del 2013, la autoridad comenzó a realizar modificaciones sustanciales a la certificación de desembarques artesanales, incluyendo en el articulo N° 63 de la Ley General de Pesca normar iguales para la pesca artesanal e industrial, en relación al registro de las capturas y a la información que debe contener la bitácora de pesca de cada armador debe llevar a bordo. Además, fija en un tamaño igual o superior a 12 metros la eslora de las embarcaciones que deben entregar al Servicio la información de desembarque por viaje de pesca, aludiendo que esto debe ser certificado por la entidad auditora.

Es decir, después de la modificación de la ley, se establece la obligatoriedad de información de capturas para embarcaciones artesanales, y que esto debía ser realizado por un ente externo acreditado por Sernapesca, a partir del 2014. Este procedimiento verificado por el ente auditor externo se denomina Certificación de Desembarque.

Este punto en particular fue en contra del origen y posterior discusión de la Ley General De Pesca, pues dejar en manos de empresas externas privadas resulta inconveniente, toda vez que las modificaciones de la Ley fueron orientadas a fortalecer el carácter fiscalizador exclusivo del Estado, a través de Sernapesca.

El legislador en su proyecto también destaca que la creación de Sernapesca y de la Subsecretaria de Pesca tuvo como origen principal el modificar la arcaica institucionalidad pesquera de nuestro país, otorgando entre sus nuevas funciones la de fiscalización de las normas pesqueras y la sustentabilidad del sector. Con la externalización de la fiscalización, el órgano queda remitido a funciones administrativas, perdiendo la razón de ser y no velando adecuadamente por el cumplimiento de la ley.

Además, el Servicio de Certificación debe encontrarse disponible las 24 horas del día los 7 días de la semana para los usuarios que lo requieran. Lamentablemente, pese a que esto está establecido como un derecho de los usuarios, Sernapesca no exige que se encuentren permanentemente en los puntos de desembarque, existiendo periodos de tiempo donde no hay fiscalizadores ni de las entidades externas ni de Sernapesca, permitiendo pesca ilegal.

Para el legislador, la Certificación de Desembarque es la “piedra angular” de la actividad pesquera artesanal, pues es cuando se determina la procedencia del pescado, su impacto en la cuota del pescador, si son especies permitidas, talla, peso, etc. Y lamentablemente el sistema actual no garantiza el cumplimiento de la norma.

Por ello, propone modificar el actual sistema de certificación de desembarques por uno estatal, dependiente de Sernapesca, contando ya esta entidad con personal capacitado y con estudios acordes al área.

Abrir chat

Le devolvemos la llamada

*Ingrese su numero real, para así poder contactarnos con usted